Way Out #6 Antoni Estruch en Argentina

Way Out #6 Antoni Estruch en Argentina

Martes 16 de noviembre 2021
a las 16,30h hora local en Sabadell, Barcelona
12,30h hora local en Punta Lara, provincia de Buenos Aires

Recorrido y conversación compartida por Zoom entre Punta Lara provincia de Buenos Aires y Sabadell, siguiendo los pasos del pintor Antoni Estruch en su migración de Catalunya a Argentina.

Participa desde Punta Lara Alejandro Meitin de Casa Río. Lugar orientado a la investigación de laboratorio, colaboración comunitaria y la organización activista.

*Inscripciones para seguir el recorrido en formato virtual.

Escribir un correo a info-arroba-sitesize.net antes del martes dia 16 de noviembre.
Se enviará el enlace para seguir la sesión via Zoom.

Colabora:
Parroquia Stella Maris de Punta Lara.
Espai Cultura, Fundació 1859 de Sabadell.
Museu d’Art de Sabadell

En los últimos siglos se ha dado un desplazamiento constante de ida y vuelta entre Argentina y España. Una migración múltiple que ha generado oportunidades, encuentros y aprendizajes de todo signo. Ya sea por causas económicas, sociales o políticas los desplazamientos voluntarios o forzados han encontrado en ambos países de llegada una generosa recepción. En muchos casos, el rastro de las personas que migran se pierde en sus lugares de origen. Han iniciado una nueva vida y la nueva situación se sitúa entre el olvido y el nuevo arraigo. Descubrir o reseguir estas historias nos ofrece sorpresas y confirmaciones de la capacidad humana para tejer y destejer destinos impuestos y abrir oportunidades inimaginables.

Un emocionante post en Facebook de Alejandro Meitin es el desencadenante de este encuentro. Parte de la constatación de la curiosidad sobre lo que tenemos más cerca, del descubrimiento de lo que nos dice y desvela. En este caso, la visita a la iglesia del núcleo de Punta Lara, justo a orillas del extenso Río de La Plata.

A partir de esta historia y de su rastro previo, hablaremos de estas vidas de ida y vuelta, de lo que llevamos y dejamos en estos desplazamientos y del impulso que nos lleva a dejarlo todo e ir más allá para reencontrarnos.

El post decía así:

“La parroquia de mi pueblo, Punta Lara, tiene una serie de vitrales impresionantes (es la palabra precisa) Me encanta también su nombre, Stella Maris protectora de los que viajan o buscan su sustento en el Mar, porque induce a pensar geográficamente en el océano tan cercano a esta boca del Río-Mar.

Un par de días atrás, tome unas fotos de estos vitrales fantásticos. Descubrí 2 cosas que llamaron mi atención. 1ro que estos contienen un mensaje orientado a las campañas libertadoras del Perú. En uno de ellos, puede verse el escudo del Perú y debajo a la derecha, aparecen 2 clérigos con pliegos en sus brazos, haciendo el saludo “Ave” a Santa Rosa patrona de Lima y sobre sus cabezas flota la casa de Tucumán, edificio donde se declaró la independencia de nuestro país un día como hoy de 1916 . Seguramente uno de ellos sería Fray Justo Santa María de Oro. ¿Cómo y por qué llegaron hasta el Estuario estos símbolos? ¿Quizá haya sido algún encargo frustrado y sin un sentido cayeron aquí, o tal vez haya otra razón?

Me puse a buscar quién era el artífice de esta obra maravillosa. El autor Antonio Estruch Bros (Sabadell, 17 de abril de 18731 – Buenos Aires, 16 de septiembre de 1957) a quién se le considera uno de los más destacados representantes de la pintura de historia catalana. En Sabadell era conocido por su pintura religiosa, de gran formato, sobre todo la encargada bajo el mecenazgo de Francisco de Paula Ponsà. Fue becado en la Real Academia de San Fernando (1892) y en la Academia de España en Roma (1894-96). Luego fue a Palestina para pintar una serie sobre la vida de Jesús que le encargó Ponsà. En 1910 marchó definitivamente a Buenos Aires, donde ocupó el cargo de director de la escuela de Bellas Artes. Su búsqueda en los vitrales estaba orientada a “Delimitar la inmaterialidad del color, interaccionarlo por el emplomado para crear un lenguaje poético de los espacios y la luz”

El taller de Estruch tuvo tres generaciones de vitralistas. Le hizo vitrales a seis presidentes. Realizó vitrales en la Casa Rosada, el Teatro Colón, el Tortoni. También a 50 iglesias, 20 catedrales. En Santa Fe los vitrales del Hotel Conquistador y la catedral de Reconquista, en Rosario. Ese taller en 2012 cerró.”

Vitrales del taller de Antoni Estruch en la capilla Stella Maris de Punta Lara

Corpus de Sang. Pintura de Antoni Estruch 1907. Museu d’Art de Sabadell.